miércoles, 11 de abril de 2007

2nd Memory


Durante esta etapa de mi vida, creo que están empezando a surgir personas que se que siempre estarán a mi lado y que me apoyarán y me ayudarán. Lo que todos llamamos, amigos. Sí, amigos. Desde que empecé al instituto, yo que pensaba que tenía muchísimos amigos, estos comenzaron a dejarme de lado. No por enfado, sino porque no eran ni son mis verdaderos amigos.

Verdaderos amigos quizá en mi vida solo existan dos personas. Aunque con el tiempo probablemente este número se incremente.
Yo la verdad es que no soy una persona que, con el tiempo, llegue a caer muy bien a la gente. Nunca he tenido ningún amigo o amiga muy especial. Todos son mis amigos al igual que yo soy un amigo para ellos, pero no tengo nada de especial.
Quizá sea mi carácter, mi personalidad, la que me dificulte, pero cada uno es como es y por mucho que intente cambiar, seguiré siendo yo.

Mucha gente piensa que soy egoista, posesivo y egocentrico, y quizá lo era, pero cada día intento modificar esos aspectos que creo que no existen en gran medida en mi interior. Me esfuerzo muchísimo por cambiar esos fallos, pero parece que la gente nunca asimila lo nuevo, se queda con la idea anterior. La primera idea que tuvieron sobre mi y no parece que estén dispuestos a modificarla. Esto me molesta bastante, pero por más que lo intento parece que nunca me veré beneficiado de mi cambio.

Cuando los hombres son amigos,
no han menester de justicia;
pero, aunque los hombres sean justos,
han menester de amistad.

Aristóteles

1 comentario:

† Јα¢Қ §қεļļıŋġτσŊ † dijo...

Un amigo de verdad te acepta tal y como eres, con tus cosas buenas y tus cosas malas. Así que no cambies por agradar a los demás, ni por el qué diran... no cambies por nadie, porque así dejarías de ser tú. A mi (y supongo que no soy el único) me gustas así. Un abrazo.