martes, 9 de febrero de 2010

Resonancia

Como ya venía comentando días atrás, ayer por fín me hice la resonancia en el Hospital San Rafael. Todo fué más o menos normal.
Tenía cita para más o menos las 19:30h y llegué sobre las 19:15h ya que supuse -y supuse bien- que tendría que esperar algún tipo de cola. Estuve en la cola más o menos un cuarto de hora hasta que me atendieron. Me dieron unos cuantos papeles que debía de rellenar antes de la resonancia, del tipo de si estaba embarazado -sí, embarazado- o si llevaba algún tipo de objeto metálico.

Una vez hecho todo me senté en la sala de espera a esperar. Una larga espera de unos cuarenta minutos más o menos -se me hicieron eternos. Además hacía muchísimo calor en el hospital-.
Por fín oigo mi nombre. Me dicen que pase a la Sala 5. Y llega mi primera odisea: resulta que para entrar en la sala 5 hay que atravesar una puerta de estas que se abren solas. Pero no, no se abría... El caso es que empecé a alejarme y a acercarme como un tonto por si no me detectaba -tan pequeño no soy, joder- pero nada no había manera. Hasta que caí en la cuenta de que justo al lado de la puerta había un interruptor... Lo pulsé y -magicamente- la puerta se abrió.

Estupideces varias aparte conseguí entrar. Me tomaron los datos y me metieron en una -puta- celda dónde debía de cambiarme y ponerme una ridícula bata azul de hospital. -Que vergüenza Dios mío-.
Me llaman y salgo con aquella bata -sólo llevaba los calzoncillos-. Me tumbo en la especie de camilla y me comentan que me van a dar unos auriculares ya que la máquina hace bastante ruido y que no me puedo mover nada en treinta minutos que puede durar el proceso. "Pues yo en media hora soy incapaz de no moverme", le digo. "¿No puedes inmovilizarme o algo?".
Y a la chica no se le ocurre otra cosa que rodearme las piernas con esparadrapo y unirmelas. "Ala, así ya no te mueves", me dice.

Y da comienzo el proceso. La mujer se va de la sala no sin antes preguntarme si estoy bien. Y la camilla comienza moverse para introducirme en el "tubo" de la resonancia. El pobre que tenga claustrofobia no podría hacerse una, es horroroso estar ahí dentro.
Al final, a pesar de que la máquina efectivamente hacía muchísimo ruido -el cual oía a pesar de los auriculares-, me dormí. Era inevitable. Estaba muy cansado.

El jueves pasaré a por los resultados y veremos qué es lo que de verdad hay debajo de tanta piel y músculo.
De momento estoy en plan positivo. Gracias a Fernando por su comentario en la entrada de ayer. Su video me ayudó mucho, lo digo enserio. Un beso muy grande y muchas gracias, de verdad.

4 comentarios:

alex dijo...

Pues ahora solo nos queda esperar, pero no te apures, que ya veras como sale todo bien y con el trabajo y sacrificio que siempre le pones, y una sonrisa, podrás conseguir lo que te propongas. Ya lo veras, hay que tener ganas de superarlo y tu lo tienes. Ya nos cuentas el jueves que te dicen.

Un besazo enorme campeón...

MUACH

Iker dijo...

Muy buenas, jefe:

Básicamente, no vas a poder decidir si sale bien o mal, porque el hecho es que el problema ya está ahí aunque lo desconozcamos. Por tanto, más que suerte, confío en tu inteligencia para afrontar las dificultades con la mayor entereza posible.

Besos, cuidate, y adelante ;)
iker

PD: ¡y suerte! (por si las moscas... nunca se sabe).

Adrianos dijo...

pues mucha suerte chiquillo y de verdad espero que todo salga bien y que pronto sepas lo que hay y que te recuperes...
seguro que lo podras afrontar y salir de esto con más fuerza (y más paciencia ¿no?)
Un abrazo

Fernando dijo...

Esperemos que todo vaya fenomenal. Me alegro mucho que me hayas hecho caso, y hayas visto el documental que te recomendé. Cuando lo descubrí, abrí los ojos y veo la vida de otra manera. Realmente funciona, te lo digo por experiencia jeje, pero quizás es un tanto complicado conseguirlo, pues para conseguir una cosa que te propongas no basta con quererlo sino desearlo ;)
Yo estoy completamente seguro que todo va a salir genial, pues estás luchando mucho, y eso tarde o temprano tendrá su recompensa. Además yo estoy haciendo el mayor campo de fuerza positivo que puedo hacer, dar por hecho que todo saldrá genial. Un besote ;)